Si continua navegando esta web, acepta cookies de terceros utilizados para mostrar vídeos, botones de redes sociales y contenidos de plataformas sociales.
Ok, acepto
Personalizar
Please check an answer for every question.
Rechazar todos
Aceptar todos
Utilizamos cookies para personalizar el contenido, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso de nuestro sitio con nuestros socios de análisis y redes sociales, quienes pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado del uso de sus servicios.

09/10/2018 News

Energía verde: así son las fuentes renovables (I)

fuentes renovables para electricidad verde

La energía verde es una realidad cada vez más patente en España. La electricidad procedente de fuentes renovables gana importancia cada año y así lo reflejan los datos que se refieren tanto a la generación de esta energía como a su potencia instalada. Se trata de energía limpia, inagotable, económica y fiable. Unas características que explican por qué es cada vez más popular.

En el año 2017, las fuentes renovables aportaron el 32,1% de la generación de energía eléctrica en España. Aunque las condiciones meteorológicas del año pasado no fueron especialmente favorables para la producción de energía verde, lo cierto es que, con el paso de los años, las fuentes renovables han ido ganando terreno a las no renovables, tal y como puedes ver en el siguiente gráfico.

Evolución renovables vs no renovables.

 

 

Si tomamos en cuenta los datos referentes al mix de generación de electricidad peninsular en el primer semestre de 2018, la energía procedente de fuentes renovables ha supuesto el 45,8% del total, lo que supone 8,5 puntos porcentuales más que el mismo periodo del año anterior. La energía eólica fue la principal protagonista del mix, situándose incluso por encima de la nuclear, tal y como podrás ver en el siguiente gráfico si pasas el puntero del ratón sobre cada segmento.

 

Gráfico de mix de generación eléctrica

 

 

Está claro: las fuentes renovables se están haciendo hueco en el mercado eléctrico, una evolución que muy probablemente continuará en los próximos años.

En nuestro afán por aportar transparencia al sector eléctrico, desde Total Gas y Electricidad España nos gustaría contarte algunas particularidades sobre las tres fuentes renovables más importantes en nuestro país.

 

Energía eólica

La energía eólica es la líder entre las renovables, tanto en potencia instalada (23.132 MW el pasado año) como en generación. En este último caso, durante 2017 aportó el 56,7% de los 84.505 GWh de energía verde generada en España.

Este fuerte protagonismo de la energía eólica en 2017 dentro de las fuentes renovables tiene mucho que ver con el descenso en la producción hidráulica que tuvo lugar durante ese año.

Una característica de la energía eólica que tal vez no conocías es la gran variabilidad de su generación en la cobertura horaria de la demanda de electricidad. Según el informe Las energías renovables en el sistema eléctrico español 2017 de Red Eléctrica de España, la participación de esta fuente llegó a oscilar durante ese año entre valores mínimos del 1,0 % (el 24 de marzo a las once de la mañana), hasta el 68,5 % (el 27 de diciembre a las cuatro de la mañana).

De hecho, la contribución media de la generación eólica a la demanda resultó más elevada en el periodo horario de horas valle, es decir, las de menor demanda, cuya participación promedio se situó en casi un 23 %. Sin embargo, su participación descendió en las horas punta diarias hasta situarse en un valor medio del 17,4 %.

Esto es así porque, al contrario de lo que ocurre con otras fuentes de energía, la producción de la eólica no se puede controlar, ya que depende del viento. Aunque se trata de un recurso más o menos abundante, su control es más complicado que, por ejemplo, el del caudal de agua para convertir la energía hidráulica en electricidad.

 

Energía hidráulica

La segunda fuente renovable con más peso en el mix de generación es la hidráulica. Tal vez no lo sepas, pero esta tecnología que emplea agua para la generación de electricidad fue la más importante entre las renovables hasta el año 2009, cuando fue superada por la eólica. Desde ese momento se ha mantenido en la segunda posición por potencia instalada (17.032 MW a finales de 2017).

La capacidad de generación de energía eléctrica a partir de hidráulica es muy variable de un año a otro. Según apunta REE, en años húmedos puede llegar a superar los 40.000 GWh, mientras que en los secos ese volumen puede verse reducido a la mitad. Sin ir más lejos, en 2017, un año con una fuerte sequía, la producción hidráulica se situó en 18.364 GWh, el 49% menos que en 2016 y la más baja desde el año 2005.

El invierno y la primavera son las estaciones que mejor sientan a esta fuente de energía. El deshielo y la mayor ocurrencia de lluvias en esos periodos son la explicación a este comportamiento.

Una de las mayores ventajas de esta fuente de energía consiste en que se puede gestionar su uso para generar energía eléctrica. Al poder regular el uso del caudal de agua mediante embalses y presas, se puede emplear durante las horas punta de demanda de energía, es decir, cuando más falta hace.

 

Energía solar

En tercera posición entre las fuentes renovables nos encontramos con la energía solar. Su potencia instalada se situó a finales de 2017 en 6.991 MW, de los cuales 4.687 MW se corresponden con la solar fotovoltaica y 2.304 MW, con la solar térmica.

El crecimiento de la potencia solar se ha estabilizado en los últimos años, aunque se espera que, de cara al futuro, esta fuente de energía gane cada vez más protagonismo.

Entre las características más destacables de esta tecnología se encuentra su elevada estacionalidad. De hecho, su dependencia de las condiciones climatológicas condiciona en gran medida su capacidad de generación a lo largo del año.

Por ejemplo, entre los meses de mayo y agosto, la generación de electricidad a partir de energía solar presenta valores similares. Por su parte, entre noviembre y febrero pueden llegar a caer hasta casi la mitad.

Tampoco es igual la generación de electricidad a partir de la energía solar fotovoltaica respecto a la de la solar térmica. En este último caso, su producción diaria se reparte de manera más homogénea a lo largo del día debido a la capacidad de algunas de estas centrales de almacenar parte del calor que obtienen de los rayos solares y utilizarlo en horas posteriores a su captación.

 

Junto a estas tres fuentes de energía renovables, existen otras menos conocidas, pero también muy interesantes, como la mareomotriz, la geotérmica o la procedente de la biomasa, entre otras. En un artículo posterior te contaremos más detalles acerca de ellas.

Como has podido ver, cada fuente renovable tiene sus particularidades. Sin embargo, todas ellas contribuyen a que tu empresa utilice energía verde y contribuya así a la sostenibilidad del planeta. ¿Te gustaría saber cómo hacerlo posible? En este artículo te lo explicamos. Es muy sencillo.