21/08/2018 News

¿Tienes un negocio? Estos términos sobre electricidad te interesan

negocio-tarifa-electricidad

Reconozcámoslo. El mercado en el que nos movemos las compañías eléctricas es un misterio para muchos usuarios. Se pierden en un mar de términos sobre electricidad, un campo que les resulta desconocido, pero al mismo tiempo les afecta en su día a día.

En el caso de los negocios, el asunto cobra mayor importancia todavía. Entre las muchas decisiones que debe tomar el responsable de una empresa se encuentran todas aquellas relacionadas con el suministro eléctrico.

Qué compañía eléctrica me interesa, qué tipo de contrato me conviene más o qué presupuesto voy a dedicar a este apartado son algunas de las preguntas que se deben plantear autónomos y empresarios. Obtener una respuesta adecuada puede influir de manera muy positiva en la marcha futura del negocio.

En Total Gas y Electricidad España creemos firmemente que, para que nuestros clientes profesionales puedan tomar decisiones acertadas, deben contar primero con la información adecuada. Para ello, nuestros expertos les ofrecen el mejor asesoramiento desde el primer momento.

Por otro lado, queremos contribuir a extender una cultura de transparencia sobre el mercado eléctrico. En este artículo recogemos algunos términos básicos sobre electricidad que ayudan a comprender mejor este sector tan importante.

 

CONCEPTOS GENERALES

Compañía comercializadora de electricidad

Este tipo de empresas son las que se dedican a comercializar la energía eléctrica que llega a los usuarios. Total Gas y Electricidad España es una de ellas. Aunque más adelante publicaremos un artículo en el que hablaremos con más profundidad sobre este tipo de compañías, debes saber que son aquellas que realizan una agregación de la demanda eléctrica de sus clientes, compran electricidad en los distintos mercados y emiten después una factura mensual a los usuarios con todos los conceptos correspondientes.

 

Kilovatio (kW) y kilovatio hora (kWh)

Resulta habitual confundir las unidades de medida de la potencia de la electricidad y las que se emplean para medir el consumo.

Un kilovatio (kW) es una unidad de medida que se emplea para cuantificar la potencia eléctrica. Equivale a 1.000 vatios.

La diferencia con el kilovatio hora (kWh) es que esta última unidad sirve para cuantificar el consumo realizado durante una hora. Así es como se expresa en la factura de la electricidad el consumo que realiza tu empresa durante un periodo determinado.

 

Energías renovables o alternativas

Las energías renovables o alternativas son aquellas que se obtienen de fuentes naturales que son inagotables o casi inagotables. Algunas de ellas son la energía hidroeléctrica, la energía eólica, la energía termosolar, la energía fotovoltaica o la geotermia.

Entre sus ventajas se incluye el hecho de que estas fuentes suelen ser autóctonas y reducen la dependencia energética del país que las consume. Su carácter ecológico e inagotable también las convierten en un recurso muy valioso cuyo uso se potencia cada vez en mayor medida. Cada vez más empresas se suman al uso de energías renovables, un concepto muy beneficioso para el medio ambiente y la imagen del negocio.

 

El mercado eléctrico o pool 

Dentro del argot del sector eléctrico, se denomina pool al mercado mayorista de la electricidad. En el pool eléctrico intervienen productores, distribuidores, comercializadores y consumidores cualificados de energía eléctrica que tienen autorización para ello.

En el caso del pool eléctrico, su funcionamiento tiene ciertas similitudes con el de una subasta, aunque es bastante más complejo. Antes de dar comienzo a las ofertas de energía, las comercializadoras y los consumidores cualificados deben realizar una estimación sobre la demanda eléctrica que realizará su cartera durante el día siguiente.

A partir de ese momento (y a grandes rasgos), los productores presentan sus ofertas de electricidad a un precio determinado. Por su parte, las compañías comercializadoras y consumidores directos compran electricidad para dar cobertura a la demanda estimada.

Posteriormente, y a partir de la oferta y la demanda de energía establecidas en ese proceso, se fija el precio que tendrá la energía cada hora, que será el mismo para todas las comercializadoras que acuden a este mercado.

 

CONCEPTOS QUE ENCONTRARÁS EN TU FACTURA ELÉCTRICA

Término de energía

Este concepto que aparece en la factura de la luz de tu empresa afecta a la energía consumida. Se mide en €/kWh o c€/kWh y engloba los conceptos de materia prima, costes del sistema (servicios de ajuste, desvíos e interrumpibilidad), costes regulados (ATR de energía, pérdidas, pagos por capacidad y remuneración a OMIE y Red Eléctrica), así como costes de libre establecimiento (margen, primas, bono social o fondo de eficiencia energética, entre otros). Este término se multiplica por el consumo de energía efectuado en cada período.

 

Potencia eléctrica y término de potencia

La potencia eléctrica es la cantidad de energía que pasa en un momento dado por los conductores eléctricos. Por su parte, la potencia eléctrica contratada nos sirve para estimar cuántos aparatos puede tener una instalación eléctrica funcionando a la vez. Esa potencia contratada es la que se refleja en el contrato que tu empresa firma con su compañía comercializadora de electricidad.

El término de potencia es un concepto fijo en la factura, que aparece expresado en €/kW. Para su cálculo se toma como referencia el sumatorio del producto del término de potencia que se publica en el BOE por periodo y tarifa de acceso, el cual se multiplica por la potencia que se debe facturar en cada periodo.

 

Peajes de acceso a la red (ATR, acceso a terceros a la red)

Los peajes se pagan de manera indirecta a través de la factura eléctrica y los fija el Gobierno para todo el territorio nacional. Por ejemplo, el término de potencia en sí es un peaje y, dentro del término de energía, hay una parte que se corresponde con el pago del peaje ATR.

Lo habitual es que los consumidores realicen el pago de los peajes a través de su compañía comercializadora, aunque existen algunos casos en los que el cliente puede elegir abonarlos directamente a la distribuidora.

 

Excesos de potencia

Este concepto se aplica a clientes a partir de tres períodos. Están regulados por el BOE y los factura la compañía distribuidora de energía. Para calcularlos, controla las mediciones cuarto-horarias de la potencia que registran los equipos de medida y tiene en cuenta el número de veces que dicha potencia excede a la contratada en cada período.

 

Energía reactiva

Este concepto, regulado por el BOE, también lo factura la compañía distribuidora y lo hace cuando la energía reactiva consumida por un suministro supera ciertos niveles.

 

Alquiler de equipo de medida o contador

La compañía distribuidora factura este concepto si el usuario no emplea un equipo de medida de su propiedad o perteneciente a la compañía comercializadora.

 

Impuestos

En este apartado cabe destacar tres impuestos que suelen incluirse en la factura de la electricidad: el IEE, el IVA y la tasa municipal.

El IEE es el Impuesto Especial sobre la Electricidad, que asciende al 5,11269632%. Se aplica a todos los conceptos salvo al de alquiler de equipos. Por su parte, el IVA (21%) se aplica sobre toda la factura, con el IEE incluido.

En cuanto a la tasa municipal, ronda el 1,5% de la parte de la factura que corresponde con el consumo. Este impuesto lo interioriza en su precio la propia compañía comercializadora.

Estos son solo algunos de los términos que te ayudarán a comprender un poco mejor el mercado eléctrico y la factura de la luz de tu empresa. Te recomendamos que sigas nuestras publicaciones para ampliar tus conocimientos sobre un sector que afecta directamente a tu empresa y así poder tomar las mejores decisiones para tu negocio.

Si quieres más información, no dudes en contactarnos a través de nuestra página web, estaremos encantados de ayudarte.